¿Se puede cultivar cannabis en casa? Todo lo que debes saber

Aún en el 2022, hablar sobre cultivar cannabis es un tema que hace que muchos volteen a verte (siempre hay una señora en tu barrio que se escandaliza). A pesar de que muchos especialistas han comentado que debe tratarse como cualquier otro fármaco o producto útil que se extrae de la naturaleza, existe mucho tabú respecto a este tema.


Lo positivo es que cada vez más países están haciendo el clic y se documentan para ver más allá de “la droga”. México es uno de estos, que el pasado mes de marzo dió el sí para aprobar el consumo de marihuana de forma recreativa, con ciertos límites. Además, si se hacen todos los trámites correspondientes, podrás cultivar en casa, siempre y cuando no sean cultivos grandes (no exageres, babe).


Habían pasado ya tres años desde que se permitió el consumo de manera medicinal, lo que daba la oportunidad de que productos hechos con CBD, como los de Babe Blue, pudieran ser vendidos. La votación dada en marzo no sólo aprobó su consumo de forma libre, sino que también dio luz verde a la siembra en casa. También concederá a los agricultores las licencias necesarias para cultivar y vender sin problemas. Se busca dar prioridad a cultivadores e indígenas para las licencias, ya que son grupos más vulnerables.



Silmey Olmera, quien es diputada comentó el día de la aprobación:

Hoy estamos en un momento histórico”, “Con esto se deja atrás la falsa apreciación de que el cannabis forma parte de los graves problemas de salud pública en México.” La legalización podría tener un efecto positivo, y llevar a que se conozca más sobre lo que es en realidad el cannabis.

Alejarnos de ese tabú arcaico es más que necesario para que aprovechemos todas las propiedades que estas plantas pueden brindar. Asimismo, nosotrxs ya no estaremos tan solxs en el mercado de productos con CBD. Ya que es tan versátil que muchas industrias podrán empezar a implementar este componente en sus fórmulas. Ya sea en productos de maquillaje, skincare, higiene o aceites naturales como los que ofrecemos.


Te explicaré algunas cositas que seguro no sabías sobre la marihuana que te serán útiles en caso de que estés pensando tener tu plantita en casa. Primero, no existe solo un tipo de planta, ya que existe en todo el mundo, se pueden encontrar distintas variedades. Suelen dividirse en tres: la sativa, la índica y la llamada híbrida, aunque se ha mezclado tanto para nuevos brotes que es difícil encontrar una que sea puramente de un solo tipo.


Te preguntarás, ¿cómo podría yo reconocer los tipos con solo verlos? Pues hay que observar bien y buscar los siguientes detalles:

  • Si ves hojitas cortas pero anchas, se trata de una planta índica, florecen mucho más rápido y son ideales para cultivar si vives en una zona fría que tenga estaciones cortas. Me parece importante resaltar que este tipo contiene más CBD, o sea, es ideal para utilizarla con propósitos relajantes o si se busca dormir mejor si se tienen problemas de sueño.

  • Puedes diferenciar a las sativas por tener hojas largas, pues esta variedad de plantas crecen más en altura que en ancho. Tardan un tiempo considerable en madurar, pero el llamado “ciclo de floración” dura mucho más. Su THC es elevado y por eso se asocia su consumo a estar high, ese estado en el que te sientes súper enérgico.

  • Las híbridas, como lo dice su nombre, en realidad pueden variar un montón. Ya que se han hecho tantas mezclas que no tienen una forma específica. Por lo que dependerá de cómo sea la cruza entre las dos especies ya mencionadas.

De igual manera, hay un punto que no puede pasarse por alto. Las plantas pueden ser hembras o machos y eso tiene cierta influencia. Las hembras son las que producen los llamados “cogollos” y tienen más cantidad de cannabinoides en su composición. Por eso, los agricultores se esfuerzan para que sus cogollos sean grandes, pero también muy resinosos. En cambio los machos no los producen, pero son necesarios en los cultivos para que las hembras produzcan semillas.


Pero ¡sorpresa! Hay un giro de trama en esta historia, existe otro tipo, las hermafroditas, que pueden ser de género mixto o verdaderas. Te explico, las verdaderas tienen los dos tipos de órganos pero en diferentes zonas de la planta. En cambio las de género mixto pueden polinizarse a sí mismas e inclusive a otras plantas (independencia total). Sonará extraño pero estas no son gratas en el mundo del cultivo, por lo que no les permiten vivir después de que las identifican ( :c ).


Ahora que ya sabes un poco más sobre las plantas de cannabis, hay detalles que debes recordar, esos límites que te mencioné al principio.


Punto uno:

A pesar de que se permitió el uso recreativo, no se despenalizó. Así que ojito, debes ser mayor de 18 e igualmente pedir un permiso. Claro, ahora es mucho más accesible, pero es tu obligación tener un permiso si quieres cultivar en tu casita. No podrá fumarse o consumirse en espacios públicos, ni mucho menos frente a menores.


Punto dos:

Hay muchas cosas que solventar respecto a este tema y la Comisión Nacional contra las Adicciones vigila de manera constante a los productores. Pero ahora se podrán hacer asociaciones cannábicas sin permisos, solo que el límite de participantes, además de plantas por personas, ya se estableció sin flexibilidad.


Lo positivo para empresas que trabajan con CBD o que quieran hacerlo, es que se hizo una propuesta para aprovechar todas las características que nos brinda el cáñamo. Se reducirían los costos de muchas producciones, además de que sería más sostenible y natural que ciertos componentes químicos dañinos para el cuerpo. Esperemos que todo esto nos lleve a que todxs podamos aprovechar los distintos beneficios que ofrece esta planta, con menos restricciones y estigmas.


¡Llegó la era de soltar los tabúes! Y Babe Blue está feliz de ser parte de ella, ¿lo serás tú también?




0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo