¿Por qué duele la penetración? (Teniendo vulva)

Existen muchas cuestiones relacionadas al s3xo que pueden generar preguntas, las cuales, no siempre logramos responder. Una de estas cuestiones es la sensación de dolor, leve o fuerte, al momento de la penetración. ¿Por qué motivo nos duele allá abajo al tener relaciones? Esta incógnita se encuentra presente en la mente de muchxs, sin embargo, la incomodidad, la vergüenza y el tabú que tantxs de nosotrxs sentimos al pensar en esto nos lleva a permanecer en el desconocimiento, lo cual significa experimentar relaciones sexuales dolorosas y poco placenteras.

El dolor que sentimos durante el s3xo con penetración también es catalogado "dispareunia" y este es un dolor genital que puede ser persistente o recurrente si no trabajamos en ello. Este puede ocurrir justo antes, durante o después del delicioso. El motivo por el que este dolor se produce se debe a distintas razones. Desde problemas estructurales hasta preocupaciones psicológicas. Para muchxs, es un constante miedo sentir dolor al tener relaciones sexuales, e incluso hay quienes hacen todo lo posible por evitarlo durante su vida.

Sin importar cuál sea tu caso, decidir hacer algo al respecto y mejorar tus experiencias sexuales solo evidencia el compromiso por tomar riendas de tu sexualidad. El s3xo es un momento en el que tanto nosotrxs como nuestra pareja, debemos sentirnos muy bien. Por eso decidimos recopilar algunos de los motivos por los que probablemente sientes esta gran incomodidad, así podrás tener mayor claridad a la hora de buscar soluciones para tu situación.


Vaginismo

Quizás has escuchado de esto y no, no es un mito, muchas personas pueden padecer de espasmos involuntarios en los músculos de las paredes de la vagina. Esto genera la sensación de dolor durante la penetración. Es importante que sepas que no es tu culpa y nadie debe hacerte sentir avergonzadx por esto, pues es un problema que puede ocurrirle a cualquiera de nosotrxs.


Inflamación, infección o trastorno en la piel

Otro problema que puede ocurrir es que tengas una infección en la zona genital o en las vías urinarias y la mejor manera de saber si es tu caso es con una visita a tu médico aliado en el cuidado de tu cuerpecito. Con una consulta, te hará saber qué es lo que puede estar causando dolor durante las relaciones sexuales, te dará un tratamiento en caso de que sea una infección y te podrá indicar qué puedes hacer para encontrar diferentes formas de practicar el amor y placer.


Anomalía congénita

Existen muchxs que al nacer presentan problemas con su partes íntimas. Uno de los problemas puede ser tener una vagina no formada completamente, lo que también se llama agenesia vaginal. Este problema consiste en el desarrollo de una membrana que bloquea la abertura vaginal, causando una imperforación del himen, lo que podría ocasionar dispareunia.


Lesiones, traumatismos o irritación

Es muy probable que experimentes dolor durante la penetracíon debido a un accidente, cirugía pélvica, circuncisión femenina o cortes realizados durante el parto para agrandar el canal de nacimiento. Es completamente normal y común sentirse así, no es algo para alarmarse. Sin embargo, siempre es recomendable visitar al médico para poder encontrar soluciones que te permitan disfrutar de una vida sexual sin dolor.


Lubricación insuficiente

Claramente, es imposible saltarnos la falta de lubricación, pues es más común de lo que quisiéramos admitir. A veces, las ganas nos lleva a ser un poco más directxs y solo querer despojarnos de la ropa para hacer el delicioso, bien delicioso. Por saltarnos el juego previo o no excitarnos lo suficiente, puede no haber suficiente húmedad en la vagina, lo cual, a la hora de la penetración, puede provocar molestia o dolor.

Otro factor que afecta la falta de lubricación, es atravesar procesos como la menopausia o ingerir medicamentos que afectan el deseo sexual o la excitación, lamentablemente, también provocarán poca lubricación en tu vagina. Medicamentos como: los antidepresivos, los sedantes, los antihistamínicos y algunas pastillas anticonceptivas, suelen causar resequedad allí abajo.


Tus emociones y las de tu pareja, están íntimamente conectadas con la actividad sexual. Es decir, este es un factor que puede ocasionar cualquier tipo de dolor durante el acto. En caso de que tengamos problemas psicológicos como: ansiedad, depresión, miedo, preocupación o inseguridad por nuestra apariencia física, por la intimidad o por problemas en la relación, esto contribuirá a un bajo nivel de excitación. ¿Sabes cuál es la consecuencia de todo esto? Incomodidad o dolor en desarrollo de la actividad sexual.

El estrés es un factor que hará que te sientas incómodx incluso cuando tú pareja intenta ayudarte a que te relajes. El estrés provocará que los músculos del piso pélvico se tensen como respuesta a la presión que sientes en el momento. ¡Eso sí! Lo primero es buscar qué provoca tu incomodidad, pues de nada sirve intentar relajar a tu cuerpo si aún sientes conflicto en tu mente.

Determinar qué factores emocionales están asociados al dolor por penetración puede ser complicado. Sin embargo, una vez que logras identificar que tu incomodidad se origina en el estrés o el cansancio, trabajar en las soluciones es mucho más sencillo de lo que te imaginas.


Es momento de empoderarte y trabajar en todo lo que te incomoda. ¡Tienes derecho a expresar tus miedos y preocupaciones! Se acabó la época de evitar las relaciones sexuales por vergüenza y miedo, llegó la era de la fuerza y la independencia.

No necesitas que nadie llegue milagrosamente a solucionar tus incomodidades, si te propones disfrutar del delicioso, lo harás, solo confía en ti.

Apropiarse de la sexualidad no solo se trata de experimentar nuevas posiciones, también se trata de identificar por qué no estamos logrando un cien por ciento de satisfacción al tener relaciones sexuales. Este es un problema que nos afecta y que debe ser nuestra prioridad. Por eso, te traemos algunos consejos que te ayudarán a tener más placer y menos dolor a la hora del s3xo.

  • Poco a poco, descubre cuál es la posición con la cual te sientes cómodx. Al identificar la posición perfecta, tanto tu pareja como tú, podrán llegar al máximo nivel de satisfacción.

  • Disfruta y tómate tu tiempo en el juego previo. Recuerda que ¡No hay apuro! El sexy time debe vivirse apasionadamente, al hacerlo, lograrás una buena lubricación natural.

  • Un gran aliado para relajarte y disfrutar el momento, es el lubricante, sobre todo si este mantiene y prolonga sensaciones increíbles. Los lubricantes Babe Blue son a base de CBD y son altamente recomendados para este tipo de situaciones. Con ayuda de estos, podrás relajar los músculos y aliviar la tensión. Son 100% naturales y están infusionados con 200 mg de CBD. Además, también te darán una mano con el dolor y la irritación antes y después del acto.

  • Si quieres tener s3xo con penetración vaginal pero no estás dispuestx a sentir dolor, los supositorios también serán unos aliados maravillosos. Los supositorios Babe Blue son a base de CBD y manteca de cacao. Te ayudarán a aumentar el placer y aliviar malestares durante las relaciones sexuales.

La poción afrodisíaca, los supositorios y la poción orgásmica han sido parte de la solución para muchxs que atraviesan estas incomodidades durante el s3xo. Es por ello, que las recomendamos para quienes están en busca de satisfacer y explotar su apetito sexual.


Por otro lado, el mayor secreto para evitar el dolor por penetración es que te relajes y disfrutes del momento. Confía en ti y en tu pareja, déjate llevar por el momento, pues valdrá la pena. Para cuando te percates, no sentirás ningún tipo de dolor al momento de tener s3xo, solo placer.




0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo