36 y 61 años: 8 preguntas sobre sexualidad a dos mujeres

Bienvenidxs a marzo: mes de lucha, de gritos, de amor, sorodidad y mucha, mucha visibilidad.


Es un día morado y queremos abrir un espacio para recordar y reconocer los procesos por los que pasamos como mujeres, esperando que el diálogo nos ayude a entender y trascender todo eso que cargamos, derribando tabúes y aprendiendo cada vez más acerca de nosotras.


En esta ocasión entrevisté a dos mujeres que admiro con el corazón y nos comparten un poco acerca de su experiencia sexual y el camino de aprendizaje que han recorrido para reconocerse y conectar con su vulva.



Fotografía de @sinead.ona


Les hice las mismas 8 preguntas y es así como podemos ver las diferencias y similitudes que comparten, brindándonos una perspectiva diferente, mostrándonos que nuestra vida sexual nos acompaña y ha acompañado siempre y evoluciona con nosotras.


Bere es una mujer hermosa de 61 años que se involucra en la medicina herbolaria y terapias de desarrollo personal, viene de una familia chapada a la antigua y a lo largo de su vida destaca a dos parejas sexuales.


Ella es la mayor de una familia conformada por tres hermanxs y a los 18 años inició su vida sexual, nos platica que cuando ella empezó a tener relaciones no tenía idea de lo que estaba haciendo, nunca se había explorado y en su casa jamás se le había hablado de estos temas, por lo que le fue indiferente hasta conocer a su primer pareja con la cual después de un tiempo se casó y tuvieron a su primer hijo.


Por otro lado, Carmina, otra mujer comunicóloga con 36 años que ha sido coordinadora de encuentros recreativos, además de ser una bruja astróloga, al igual que Bere comenzó a compartir su vida sexual a los 18 años siendo hija única y habitando en un ambiente limitado para su educación sexual.


Para conocer el trayecto que ambas han caminado con su sexualidad, nos quitamos los juicios y nos pusimos cómodas para responder algunas preguntas.


1. ¿Cuál ha sido tu mejor experiencia sexual?


Bere, 61: Fue con mi segunda pareja, tiempo después de divorciarme encontré a alguien con el cual realmente pude disfrutar del sexo, me sorprendí de esto ya que en mi matrimonio yo sólo lo hacía por complacerlo a él y si no lo hacíamos no era algo que me quitara el sueño.

De hecho, en los embarazos aunque sí teníamos relaciones yo me ponía muy nerviosa y hasta me sentía irresponsable por hacerlo, jamás pude disfrutarlo por las preocupaciones que saltaban en mi cabeza y a veces hasta pensaba en porqué no se podía esperar a que terminara el embarazo.

Con mi otra pareja aprendí que el placer también era parte de mi sexualidad y también ayudó bastante que él pusiera como prioridad complacerme, estimularme y que disfrutara hacerlo conmigo. Logré deshinibirme aunque en esos tiempos fue muy difícil ya que no había la información y mucho de lo que aprendías era a través de tu pareja.


Carmina, 36: Fue con un ex-novio teniendo sexo oral, al principio esta era una práctica que no lograba disfrutar pero creo que si hay comunicación e interés de ambas partes, estás atento a los movimientos y respuestas de tu pareja, preguntas y hay retroalimentación se puede llegar a orgasmos increíbles.


2. ¿Cuál es tu fantasía sexual?


Bere, 61: Hacerlo en la playa de noche, aunque sé que la arena no es muy cómoda, también me encanta que haya besos apasionados.


Carmina, 36: Tener un trio con dos hombres o hasta con un hombre y una mujer, sólo me gustaría que no fuera algo forzado si no que se dé el momento.


3. ¿Qué NO te gusta del sexo?


Bere, 61: No me gusta que me hagan sexo oral aunque si me gusta darlo.


Carmina, 36: Reducir la sexualidad al acto sexual, hay muchas cosas más que son parte de y a veces eso se nos olvida.


4. ¿Cuál es tu pose favorita?


Bere, 61: Él encima de mí o los dos sentados abrazados.


Carmina, 36: Yo arriba de él (según le dicen “el vaquero”)

O como nos gusta llamarla la de “dime vaquero


5. ¿Alguna vez has incorporado alguna práctica que complemente al sexo?


Bere, 61: Tuve una mala experiencia en un curso tántrico en el WTC, el profesor no tenía el mejor tacto y me puso en situaciones incómodas y humillantes en varias ocasiones. A pesar de esto yo practico reiki y aprecio el conocimiento de estas prácticas, demerito a la persona que me lo impartió, ya por mi cuenta llegué a hacer algunas respiraciones del tantra antes de tener relaciones pero como mi pareja no estaba muy dentro de eso y yo tenía ciertos bloqueos debido a traumas siento que no pude incorporarlo de la manera en la que yo quería.

Sin embargo mi hija hace unos años me regaló un vibrador delicioso, mi pareja en ese tiempo no podía mantener relaciones sexuales, así que yo tenía ganas de probar algún juguete y a pesar de que el primero que compré no me acomodó mucho el segundo que me trajo mi hija fue maravilloso.


Carmina, 36: No exactamente pero tomé un curso llamado La Diosa en mi, que es más como una terapia menstrual, entiendes tu ciclo y mediante eso te vas acercando a ti y entendiéndote, hice ejercicios de kegel y siento que practicar el erotismo ya sea en la danza, en la forma de vestir y de diferentes maneras ayuda a poder acercarte a esta parte tan bonita y tuya que es la sensualidad.


6. ¿Cuál es el mito de la sexualidad que te ha perjudicado más?


Bere, 61: Que el tener relaciones no era para disfrutar sino para complacer a alguien más.


Carmina, 36: Que tienes que estar buenísima o flaquísima, desde pequeña tuve problemas de autoestima con mi cuerpo, sentía que tenía que estar perfecta para ese pequeño momento y realmente cuando más la he gozado es cuando estoy cómoda con mi pareja, a mi me ayudó mucho un chico que moría por mi y creo que tener esa seguridad o alguien que te ame sin condiciones físicas es de lo más lindo.

También me gustaría resaltar cómo en nuestra sociedad se le exige mucho a la mujer a la hora del sexo en la apariencia y creo que esto se debe mucho a la pornografía ya que la mayoría de los hombres se han educado con ella.


7. ¿Cómo ha cambiado tu sexualidad al pasar de los años?


Bere, 61: Ha cambiado mucho, desde reconocer que tu cuerpo ya no es el mismo que el que tenías a los 20 años hasta pasar por salirme del sistema patriarcal y un ambiente reprimido, hay que deconstruir la idea de lo que es el sexo, me he logrado quitar el pudor y he pasado por experiencias como un embarazo extrauterino, que me quiten la matriz y la menopausia.

Bere nos cuenta como en la menopausia tuvo malas experiencias, en esta etapa poco a poco se van agotando naturalmente las hormonas reproductivas y para disminuir los síntomas a ella le recetaron un tratamiento de 8 meses con estrógeno, esto ocasionó celulitis y aparte miomas en el útero, razón por la cual le tuvieron que quitar la matriz.

Como alternativa ella nos recomienda conocer un poco más acerca de las propiedades de las plantas, en específico las del tomillo.


Carmina, 36: Ha sido todo un proceso y creo que aún sigue, me he involucrado en talleres y cursos para aprender y sanar cosas del pasado, también la relación con mi cuerpo ha cambiado mucho, desde preocuparme menos por como luce y enfocarme más a lo qué necesita y cómo se siente.


8. ¿Cómo crees que hubiera sido para ti la experiencia sexual si fueras hombre?


Bere, 61: Realmente no lo sé pero creo que los hombres deberían de ser más empáticos y menos animales y egoístas, a la mujer se le exige mucho, ella se entrega y se involucra aparte de que ella puede fingir un orgasmo y los hombres no.


Carmina, 36: Más sencillo, sin tapujos ya que no sufren tantos estigmas aunque creo que tienen sus cuestiones en contra como lo es tener tanto peso machista, tienen más dificultad para experimentar relaciones homosexuales que creo que pueden llegar a ser una parte que las mujeres podemos disfrutar un poco más ya que no hay tanto ruido en eso para nosotras, de ahí cuestiones como el tamaño de su pene y demás mitos en los que pienso que se tiene que trabajar y hablar.

Carmina recalca lo necesario que es experimentar tus límites y la comunicación, es importante que sea recíproco y haya interés de todas las partes involucradas por el placer del otro.





Al final Bere terminó con una reflexión afirmando que la sexualidad no tiene que ser excluida en tu vida, mientras algo te haga sentir bien y plena es algo que vale la pena tener, si hay algo que no te hace sentir bien señálalo y busca cambiarlo.


Fue verdaderamente un gusto haberlas entrevistado y agradezco enormemente su apertura y experiencia compartida, hablemos de lo que queremos, de lo que nos falta y lo que nos hace sentir bien.


Recomendación de la semana:

Orgasmic Breath Meditation


Para la recomendación de esta semana te traigo una meditación diseñada para ayudar a respirar hacia la felicidad orgásmica.


Click aquí para escucharlo








Directora: Erika Lust

Y para conocer otros tipos de acercamiento a lo erótico te recomiendo a Erika Lust directora sueca de cine para adultos, guionista y productora independiente, ella es pionera en la pornografia feminista dándole a sus proyectos una mirada mucho más real y placentera para todxs.


Click aquí para ir al link


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo