top of page

¿Qué es el consentimiento sexual entusiasta?


El consentimiento sexual significa estar activamente de acuerdo en realizar actividades sexuales con una persona y, aunque este termino pareciera sencillo, ¿realmente lo es?




En muchas ocasiones nuestra comunicación es un desastre, queremos; no queremos; asentimos; resistimos y al final todo es parte del flirteo, pero entonces ¿cómo puedo comunicar a mi vínculo que le estoy dando el consentimiento para acercarse cada vez más?


La comunicación es importante pero a veces lo explícito nos incomoda o simplemente no nos prende y aunque es importante que señalemos abiertamente lo que nos gusta y lo que no estamos dispuestos a hacer hay muchas formas de transmitir este mensaje.

Aquí te paso 3 herramientas que me han ayudado a entenderme mejor con mis vínculos.


Aprende tu lenguaje corporal y platícalo en tu relación

Quitémosle el misterio al sexo y descubramos cómo lo queremos sentir, aprender a escuchar a nuestro cuerpo es esencial, qué es lo que desea en este preciso momento, por ejemplo: Estoy en una situación donde sé que tengo ganas de follar pero quiero crear esta tensión rica donde logre excitarme lo suficiente para darle comienzo al placer, ¿qué propuesta más allá de “te quiero coger” podemos utilizar para arrancar el cachondeo?

El consentimiento entusiasta tiene que ver con la reacción o respuesta de tu vínculo a lo que hagamos en este intercambio, puede haber rechazo y aprobación a lo largo del encuentro, aquí mi consejo: tómalo con creatividad,- si no es así, ¿entonces cómo? - muchas veces no tenemos todas las respuestas en la mente así que hay ser creativos a la mera hora y permitirnos explorar nuestra sexualidad acompañadxs.


Es importante que entiendas que no porque estás con una persona desde hace tiempo significa que cada vez que a ti se te antoja a esa persona también se le va a antojar.

A la hora de hablar nos asusta ser vulnerables ¿qué va a pensar de esto? nos preguntamos, pero descúbrelo hermanx, yo te invito a que lo tomes con curiosidad y si la propuesta te prende, date.




La práctica hace al maestro

Aduéñate de tu placer, dejemos de ser consecuencia de las circunstancias y tomemos un papel activo en la toma de decisiones de nuestra sexualidad. Esto al principio suena aterrador y sé que no es fácil porque hay muchos estigmas detrás de cómo deberiamos comportarnos pero ¡hey! construir es primordial.

Gracias a las fallas o momentos incómodos podemos tener las benditas REFERENCIAS y no, no de una peli porno, una película romántica ¡sino de nuestras propias experiencias! and this is GOLDD. Por un tiempo dejé de incluir la penetración en mis relaciones sexuales, era ley; así que si estaba con una persona con pene nos divertíamos muchísimo, se nos ocurrían 20 formas diferentes de estimularnos y eso sin juguetes; después accedí a regresar a la estimulación mediante la penetración y aunque ya sabemos que para el que penetra resulta muy placentero, la mayoría de las veces yo no encontraba ese placer, pero gracias a que me abstuve de ella un rato sabía que podía hacer muchas cosas más y que en el momento en el que ya no me sintiera comoda tenía la libertad de pedir que cambiaramos o simplemente parar, sin remordimientos; ya tenía una referencia de que era el sexo sin penetración y podía relacionarme con ese falo sin que estuviera dentro de mi.



Pide permiso

Pide permiso y pide lo que se te antoja

Hace poco un vínculo me dijo que que hot está eso de pedir permiso y es que por años hemos creído que el derecho divino nos da poder sobre los otros y la realidad es que esto no es así. Pedir permiso y verbalizarlo tiene la capacidad primero, de poner una propuesta en la mesa y segundo, de que nuestra imaginación visualice como sería eso que se esta proponiendo, dándonos el chance de ver si nos prende o no tanto. Claro, esto es en cuestión de segundos o minutos pero es lo que lo hace tan emocionante.

En el BDSM a pesar de ser una práctica que incluye la dominación y la sumisión siempre hay acuerdos, pide permiso para quitar la ropa, para tirar cera encima, para penetrar y para todo lo que se te ocurra; verás que hay un gran poder en vulnerarnos con nuestros vínculos y en que tu también lo pidas, ve que tanto lo quieres al proporcionar todas esas caricias, mordidas y estate atento a cómo es la respuesta del otrx, convirtamonos en buenos observadores y escuchas para gozar cada experiencia y permite dejarte ir en la nave del placer.

Te veo pronto en Crónicas de una Kamanauta un espacio donde cuento mis experiencias abiertamente junto a las de amigxs y comentamos las diferentes formas en las que decidimos navegar por nuestro placer.

Mi reto de la semana: Escribe en tu diario como sería la fantasía más kinky que tengas.


Recomendación: Renueva tus nudes ;)

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page