¿Puede la orientación sexual variar con la edad?

Hola, mi nombre es Retrato del Aura, escritora de Babe Blue, dedicada a la investigación de la sexualidad y su discurso. Cada semana te compartiré en este blog cómo ha sido la exploración de mi cuerpo dándote herramientas para que te acerques al tuyo; te detallaré cómo en algunos casos he incluido al cáñamo y cómo ha sido benéfico para mi proceso. Deseo que este espacio esté abierto al diálogo, que te sientas cómodx en la búsqueda del placer y regreses a los principios de tu identidad.


La semana pasada te relaté cómo fue mi primer encuentro sexual, las trabas que viví, cuáles fueron mis aliados a la hora de masturbarme junto a una crítica sobre los estigmas impuestos que constantemente atravesamos. Creo fielmente que somos dueños de nuestra sexualidad, y quisiera invitarte a esta plática en la cuál le ofrecemos un espacio importante, exhibiendo y manifestando lo que queremos para ella.


Hace poco preguntaba a mis amigos, familiares y demás si creían que la orientación sexual podía variar con la edad, ya que a lo largo de mi vida escuché cómo aquella no era una decisión, sino algo concebido, de lo que no se tiene control y que simplemente nos vemos atraídos por ella.



Esta afirmación en sí resulta bastante conflictiva porque deja al aire tu responsabilidad sexual y capacidad de decisión. La sexualidad contiene distintos elementos que la forman: la identidad de género, la historia evolutiva del individuo, la cultura que lo formó, las fantasías sexuales, el concepto sexual y las elecciones reales. Crecimos en un mundo donde la normativa ha sido la heterosexualidad, pero esto no siempre ha sido así, fue debido al sistema patriarcal que adoptamos hace unos miles de años, la religión y teorías sin pies ni cabeza que hemos creído que el fin del ser humano es reproducirse. Nos han vendido la idea de que la mujer ha sido creada para el hombre y que, cumpliendo el rol de familia, lograrás el gran cometido de la vida, pero a ver, a ver ¿qué pasó con todo el proceso que tenemos como individuos? ¿qué pasó con las variantes? ¿por qué regir nuestra vida como si fuera una fórmula matemática?


La gran oportunidad que tenemos al recurrir a sustancias como el cannabis, más allá de sus grandes propiedades medicinales nos da una apertura a su conocimiento, y como anteriormente te proponía, otorga una pausa que te permite filosofar. Es sumamente necesario el cuestionamiento y la introspección de cada uno de nosotros porque se toman decisiones de una forma más consciente, haciendo una reflexión de la persona que quieres llegar a ser ¿qué valores vas a aceptar? ¿cómo te vas a identificar? ¿qué ideologías adoptarás? El consumo responsable es crucial y no sólo de la planta, sino de todo nuestro entorno, cambiemos el discurso.


Se ha dicho que una de las necesidades del ser humano es trascender; trascender individualmente y, por ende, de manera colectiva. A mi parecer, la orientación sexual sí es una decisión y siempre lo ha sido, el problema es que esa misma puede haberse tomado en un ambiente lleno de expectativas, desinformación, estigmas u opiniones ajenas. Definir tu orientación sexual en la actualidad es un problema sociopolítico, la lucha de miembros de la comunidad lgtbq+ ha aceptado este cuestionamiento, y aunque aún no sepas realmente cómo te identificas busca garantizar tus derechos como individuo y visibilizar la diversidad que nos conforma, pero ¿realmente hay prisa para definirnos? Por supuesto que no, liberemos nuestra sexualidad y perseveremos porque ésta sea informada y asistida.


Recuerdo cómo en una edad prematura yo me consideraba heterosexual del mismo modo que me consideraba católica, porque me habían dicho que así debía ser, como infante no cuestionas la visión del que te lo impone. En ese momento, me quedé sin variantes hasta que empecé a conocer otras posibilidades, porque la búsqueda es inevitable y la exposición a diferentes formas de pensar está ya implícita en nuestra realidad, sin embargo el transcurso no fue nada fácil, ya que lo previamente aprendido dejó en mí un rastro de ideas limitadas que ahora me estoy dedicando a deconstruir.


El deseo no es sólo el descubrimiento del cuerpo de otro, sino la revelación de mi propio cuerpo”, dijo alguna vez Jean-Paul Sartre.

El ser humano no es un ser terminado, es dinámico al igual que su sexualidad, pero a medida que vamos interactuando con otras personas, culturas e ideologías, aprendemos y adoptamos nuevas costumbres con base en nuestro criterio y gustos, somos seres moldeables, ya que todo el tiempo estamos evolucionando. A lo largo de mi adolescencia tuve diferentes encuentros satisfactorios donde encontré placer y compartí intimidad, te invito a que identifiques con qué placeres te relacionas, abre el espacio al diálogo y conócete a ti mismx, puede resultar más beneficiario de lo que alguna vez pensaste.


Por el momento no defino mi orientación sexual porque la sigo experimentando y creo que seguirá siendo así con el paso de los años, que haya amor, que exista el respeto y muchos muchos orgasmos.



¡Recomendación de la semana!
Te recomiendo el podcast de SexEd dedicado al contenido de educación sexual y bienestar.

SexEd

https://www.thesexed.com/podcast-page







Y el nuevo libro de Noemi Casquet “Almas” novela de liberación sexual


Aquí un link de amazon donde lo pueden adquirir :)

https://www.amazon.es/gp/product/8466669922/ref=as_li_qf_asin_il_tl?ie=UTF8&tag=noemicasquet-21&creative=24630&linkCode=as2&creativeASIN=8466669922&linkId=5f8291d6d6279e949408202288c8fe9e




#LegalicemosElOrgasmo

#SaludyBienestar

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo